¿Qué es CDC?

“CDC de Canarias” es el nombre del primer estudio de una cohorte de población general del archipiélago, compuesta por 7000 personas. CDC son las siglas de “Cardiovascular, Diabetes y Cáncer”, las tres enfermedades de mayor importancia en estas Islas.

Este estudio fue puesto en marcha por un grupo de investigadores que fundamentalmente éramos médicos de familia. Hoy, contando todos los colaboradores, somos casi una quincena de médicos, farmacéuticos, biólogos y epidemiólogos, la mayoría con actividad clínica y otros con dedicación exclusiva a la investigación. Representamos el esfuerzo que el colectivo de profesionales de la Atención Primaria de Tenerife ha hecho desde los años 80 para aumentar el conocimiento sobre la salud y la enfermedad de la población canaria.

Pasamos unos años dedicados al reclutamiento de los participantes en las 7 islas (2000-2005). Ahora contamos por fin con esa gran base de datos sobre la población canaria y mantenemos el contacto con los participantes cada 3-5 años. Esto se está traduciendo en un crecimiento progresivo de producción científica y tratamos de que la investigación que realizamos pueda aplicarse pronto en la práctica clínica para beneficio de los paciente. Por citar algunos resultados, hemos:

1.- Elaborado las primeras tablas de estimación de riesgo cardiovascular calibrado para la población de Canarias y aspiramos a que, una vez validadas, sean incluidas por el Servicio Canario de Salud en las historias clínicas de atención primaria (Medicina Clínica 2006; 126: 521-526). La utilidad que esto tendría es grande porque los médicos prescribirían algunos medicamentos preventivos del infarto de miocardio a pacientes que quizás hoy no sean candidatos a recibirlos.

2.- Validado un sencillo clínico indicador para el cribado de la diabetes que está en estos momentos siendo validado en varios centros de salud de las Islas y de la Península como paso previo a su posible uso habitual en atención primaria (Diab. Res. Clin. Pract. 2008; 80:128-133). Si se pudiera aplicar el mismo podría cribarse fácilmente la diabetes en la misma consulta de enfermería o medicina y sería un ahorro importante para la sanidad pública.

3.- Demostrado una sencilla manera de medir el sedentarismo en la práctica clínica y la utilidad del mismo para la salud de los pacientes (Revista Española de Cardiología, 2007; 60: 244 – 250). Los médicos y las enfermeras pueden emplearlo fácilmente en la consulta. Fruto de este trabajo hemos logrado nueva financiación del Instituto de Salud Carlos III y actualmente estamos comprobando su utilidad en las consultas médicas de Canarias y Valencia, bajo la dirección de la Dra Mª del Cristo Rodríguez.

4.- Validado un indicador de clase social que permitirá mejorar la investigación de este determinante de salud en atención primaria (Rev Esp Salud Pública. 2009; 83: 231-242). La clase social no va a ser empleada directamente por los profesionales clínicos, pero puede ser útil para que el sistema sanitario ayude más a quien más lo necesite, por ejemplo en el pago de los medicamentos o en otras prestaciones.

5.- Demostrado dónde debe concentrar sus esfuerzos el sistema sanitario para mejorar la salud de las personas con diabetes (Rev Esp Salud Pública. 2009; 83: 567-575). Hemos comprobado que la actitud cultural de los pacientes diabéticos hacia su propia enfermedad no valora a veces la severidad de la misma, lo cual constituye una dificultad añadida en el trabajo que han de hacer los médicos y enfermeras. Tenemos que buscar la manera de que la sociedad canaria aborde este problema implicando en ello más instituciones que las del propio sistema de salud.

6.- Comprobado que existe una forma alternativa al índice de masa corporal para medir la obesidad y explicarla más fácilmente al paciente (Medicina Clínica. 2010; 134: 386-91). Está basada en el cociente entre cintura abdominal y estatura y contiene un mensaje simple: la cintura no debe sobrepasar la mitad de la estatura.

7.- Detectado el riesgo potencial de un exceso de fructosa en la dieta (European Journal of Nutrition. 2010; 49: 505–512). De este trabajo se ha derivado un ensayo de campo que estamos realizando en varios centros de salud de Tenerife, financiado por el Instituto de Salud Carlos III y dirigido por el Dr. Santiago Domínguez.

8.- Desarrollado una línea de estudio metabólico-inmunológico de las enfermedades cardiovasculares, bajo la dirección de la Dra Delia Almeida, que ha dado lugar a numerosas publicaciones.

9.- Integrado con otros grupos de España el estudio DARIOS, del que existen ya varias publicaciones sobre la enfermedad cardiovascular en España.

10.- Abierto una línea de colaboración con un grupo de investigadores venezolanos para estudiar a la población Canaria que emigró a ese país.

11.- Participado en la iniciativa mundial denominada Global Burden Disease, que publica en revistas de gran impacto interesantes análisis sobre la evolución de la salud de las poblaciones de todo el mundo.

12.- Cuantificado por primera vez la magnitud y severidad, en términos de mortalidad, del problema de la diabetes en Canarias (Diabetes Research and Clinical Practice, 2016; 111: 74-82.).